04 mayo 2012

AGUA



AGUA  chanclas


Efimera,
su triste mirada, hecha de hojas, durara lo que el sol inmisericorde quiera.
Como la vida, apenas un instante.
Agua al fin, volvera a ser agua.
Materia inmortal,
siempre nueva,
siempre diferente.
Como la vida.





9 comentarios:

  1. Pero nos ha hecho vivir sensaciones mientras fué muñeco de hielo...(dan ganas de pegarle un achuchón, se le vé tan triste!) Ninguno somos inmortales: él por lo menos quedará para siempre en la fotografía, por cierto fotografía muy original

    ResponderEliminar
  2. nada somos, ni nada tenemos, todo es efimero, solo dura eso, lo que tarde el frio o el calor en cambiar la materia, mi moraleja, adoro el agua, tanto cuando corre, tanto cuando se hiela o hierve, pues nos sirve para cocinar, nosotros estamos hechos de agua, de huesos, tendones, y mas agua, y nos transformamos, de un momento a otro podemos rompernos y no ser nada, pero si que hubo un momento donde existimos, unos segundos de felicidad o tristeza, y me encantan la nieve y sus muñecos, será que aqui para ver un muñeco de nieve como no te vayas a andorra vas lista calixta, saludos grandes.

    ResponderEliminar
  3. "Como la vida, apenas un instante"
    ...es así

    ResponderEliminar
  4. Pues aprovecha y dáselo, TORPE.COM , antes de que se derrita y desaparezca!
    Los achuchones son buenos. Trasmiten el latir de otro corazon.

    ResponderEliminar
  5. Perfecta metáfora de lo que será. Todo es pasajero en esta vida. Cuanto tendríamos que aprender sobre ello!!!
    Un fuerte abrazo

    ResponderEliminar
  6. Querida Amelia
    Me alegro de saber de ti aunque ultimamente no me des muchas alegrías.
    Confio en que tus penas sean como el agua y como el agua se vayan y que una nueva lluvia recargue tus reservas de ilusion, optimismo y fuerza.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  7. Un instante, Tesa , un instante.
    Saboreemosle.

    ResponderEliminar
  8. Tendríamos que aprender y sobretodo no olvidarlo, amigo Angel.
    Un fuerte abrazo

    ResponderEliminar
  9. La naturaleza es como un espejo para el hombre, aunque muchos no quieran mirarse en ella.

    Tu hombre de hielo, con esa tristeza que traspasa, porque sabe, sabemos, que pronto sólo será agua esperando de nuevo convertirse en forma.

    Tú lo viste y así nos lo has contado, de una manera poética.

    Un beso,

    ResponderEliminar

Gracias por dejar tu opinión. El blog es más valioso con ella.