09 mayo 2012

BOBELIA


 BOBELIA. chanclas

Andaban buscando un nuevo nombre para aquel país suyo.
Y es que se habian hecho tan modernos que el antiguo ya nos les gustaba.

Le habían troceado en muchos paises pequeñitos, multiplicando al tiempo que  instituciones, costes e ineficacias.
Ahora tenían abundantes y faraonicos aeropuertos.
Sí, es cierto, estaban casi vacios,  pero ¿qué importancia tenia eso? 
Sus ruinosas compañias  aereas tenian a gala salir con retraso y por eso sus acostumbrados viajeros llegaban  tarde a  sus citas. Pero ¡resultaba tan moderno.! Al fin y al cabo ya se sabia que "volar es asi".
Habian conseguido un alto grado de libertad.
LIBERTAD, (maravillosa palabra!!) Y en aras de esa LIBERTAD se paralizaba la vida de unos y otros con huelgas, manifestaciones y tomas de plazas.
Mantenian tambien, las viejas tradiciones. Y gracias a ellas conseguian, por ejemplo,  que aquellos asuntos que tuviesen que ver con sus regidores, con sus administradores, fuesen largos y laberinticos. 

Contaban con una policia excepcional. Llena de cuerpos de distintos colores. Tantos como paises dentro del pais.
Eran tantos que a veces costaba identificarlos.
Con igual impetu eliminaban aparcamientos que multaban a los que se detenian a descargar sus bolsas del supermercado.
Eso sí, los ciudadanos  siempre podian estar seguros de que tras aquellas gafas de sol había un abnegado y cercano servidor de la ley velando por ellos, por su seguridad y bienestar.

Su sistema educativo era singular. En él unos maestros desorientados entre tanto plan de estudios cambiante exhortaban vehementemente a unos padres que a duras penas podian con su dia a dia a implicarse mas en la enseñanza de sus hijos. Afortunadamente contaban con numerosos puentes vacacionales para poder reponerse del estres.

A la cabeza de aquella sociedad perfectamente organizada estaban los politicos.
Grupo endogámico, ajeno a la realidad de sus gobernados, esforzandose  en la busqueda de nuevas e imaginativas formulas para prohibir y castigar todo aquello que pudiese hacerse no importa lo inocuo que ello fuese.
Así  competian entre ellos en encontrar eficientes sistemas sancionadores y leyes inoperantes que frecuentemente protegian antes al delincuente que al ciudadano común.
Estaban buscando un nuevo nombre para aquel país. Y como  eran modernos y democratas habian decidido convocar un concurso de ideas.
De momento tenía bastantes posibilidades  BOBELIA.
Sonaba bien.





04 mayo 2012

AGUA



AGUA  chanclas


Efimera,
su triste mirada, hecha de hojas, durara lo que el sol inmisericorde quiera.
Como la vida, apenas un instante.
Agua al fin, volvera a ser agua.
Materia inmortal,
siempre nueva,
siempre diferente.
Como la vida.