31 enero 2011

La mujer del catalejo

La  mujer del catalejo. chanclas


Altura,  equilibrio,  vértigo, busqueda  
 ... lejos.


16 enero 2011

Desenfocado.

Desenfocados. chanclas.

De un tiempo a esta parte las cosas van muy deprisa... ¿o será que estoy perdiendo reflejos?



09 enero 2011

Mono Sapiens

Mono Sapiens. chanclas

Apenas un pestañeo al escuchar el disparo de mi cámara. Me mira con indiferencia y un punto de irritacion por la interrupción que le saca de sus reflexiones. Justo un instante despues su mirada regresa a ese punto lejano de sus pensamientos.
Quizas no esté pensando, seguramente algun zoologo o investigador me explicaría que el cerebro del mono ...
Pero a mi me da igual.
Le veo erguido, ausente, pensativo. En su cara  la altivez de la madurez y la experiencia y en su cara los estigmas de alguna escaramuza antigua.
Heridas de la  vida, huellas  de vida.

Observandole pienso si realmente seremos tan distintos.
Si tienes un momento lee esta anècdota sacada del blog http://deperez.obolog.com/
Es divertida y lleva a la reflexión.


02 enero 2011

Dos mil once

2011. El taller de la vida, chanclas

Ahí estan todas las cosas, ante nuestros ojos, en el taller de nuestra vida.
Los estantes estan repletos. Polvorientos y descuidados. Tanto que  a veces nos cuesta encontrar lo que realmente necesitamos.
Hay que recordar donde lo pusimos y buscar con atención.
Ya veo. Aquí están los recuerdos. Los  que a veces  hacen daño, los que siempre acompañan..
Ahí sigue la música  y la familia y los amigos, escasos si buenos.
Y mis queridas pelis antiguas y mi caja de atrapar instantes.
Y el viento y la sal  en la cara y la luz del atardecer y la compañía y la soledad que acompaña y todas las luces y sombras de nuestra sustancia.
Y ahí casi escondido  el reloj. Siempre el reloj. El que nos  recuerda que el tiempo no  respeta y que  debemos   aprender a dar marcha atras cuando un camino no tiene salida  para buscar otro nuevo.
Caronte y su barca pueden seguir esperando.
Brindo por ti dos mil once.