24 julio 2011

CAJA DE CERILLAS





... todos nacemos con una caja de cerillos en nuestro interior, no los podemos encender solos, necesitamos, como en el experimento, oxígeno y la ayuda de una vela. Sólo que en este caso el oxígeno tiene que provenir, por ejemplo, del aliento de la persona amada; la vela puede ser cualquier tipo de alimento, música, caricia, palabra o sonido que haga disparar el detonador y así encender uno de los cerillos.

Como agua para chocolate. Laura Esquivel



17 julio 2011

DE VUELTA

Coney Island chanclas


Las últimas horas.
Apenas la mañana y habrá  que lanzarse a  toda esa parafernalia de aeropuertos, controles de inmigración, esperas, laaaargas esperas y todas esas diversiones que llevan aparejados los viajes como inevitables efectos colaterales.
Casi 10 dias de bullicio, de grandes rascacielos que recuerdan árboles gigantes  disputandose la luz.
Todas las razas compartiendo un espacio común en el que nadie es extraño, nadie extranjero.
Manhattan está a unos pocos kilometros y sin embargo de pronto parece que nos hayamos trasladado a otro lugar y otro tiempo.
Coney Island conserva ese sabor retro,  un poco hortera y un bastante abandonado que nos sirve de contrapunto a todo lo vivido.
Una forma como otra cualquiera de decir hasta la vuelta.