09 mayo 2012

BOBELIA


 BOBELIA. chanclas

Andaban buscando un nuevo nombre para aquel país suyo.
Y es que se habian hecho tan modernos que el antiguo ya nos les gustaba.

Le habían troceado en muchos paises pequeñitos, multiplicando al tiempo que  instituciones, costes e ineficacias.
Ahora tenían abundantes y faraonicos aeropuertos.
Sí, es cierto, estaban casi vacios,  pero ¿qué importancia tenia eso? 
Sus ruinosas compañias  aereas tenian a gala salir con retraso y por eso sus acostumbrados viajeros llegaban  tarde a  sus citas. Pero ¡resultaba tan moderno.! Al fin y al cabo ya se sabia que "volar es asi".
Habian conseguido un alto grado de libertad.
LIBERTAD, (maravillosa palabra!!) Y en aras de esa LIBERTAD se paralizaba la vida de unos y otros con huelgas, manifestaciones y tomas de plazas.
Mantenian tambien, las viejas tradiciones. Y gracias a ellas conseguian, por ejemplo,  que aquellos asuntos que tuviesen que ver con sus regidores, con sus administradores, fuesen largos y laberinticos. 

Contaban con una policia excepcional. Llena de cuerpos de distintos colores. Tantos como paises dentro del pais.
Eran tantos que a veces costaba identificarlos.
Con igual impetu eliminaban aparcamientos que multaban a los que se detenian a descargar sus bolsas del supermercado.
Eso sí, los ciudadanos  siempre podian estar seguros de que tras aquellas gafas de sol había un abnegado y cercano servidor de la ley velando por ellos, por su seguridad y bienestar.

Su sistema educativo era singular. En él unos maestros desorientados entre tanto plan de estudios cambiante exhortaban vehementemente a unos padres que a duras penas podian con su dia a dia a implicarse mas en la enseñanza de sus hijos. Afortunadamente contaban con numerosos puentes vacacionales para poder reponerse del estres.

A la cabeza de aquella sociedad perfectamente organizada estaban los politicos.
Grupo endogámico, ajeno a la realidad de sus gobernados, esforzandose  en la busqueda de nuevas e imaginativas formulas para prohibir y castigar todo aquello que pudiese hacerse no importa lo inocuo que ello fuese.
Así  competian entre ellos en encontrar eficientes sistemas sancionadores y leyes inoperantes que frecuentemente protegian antes al delincuente que al ciudadano común.
Estaban buscando un nuevo nombre para aquel país. Y como  eran modernos y democratas habian decidido convocar un concurso de ideas.
De momento tenía bastantes posibilidades  BOBELIA.
Sonaba bien.





22 comentarios:

  1. Amigo Chanclas, Bobelia es el mejor nombre posible dada las peculiaridades. ...
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  2. É cada vez mais importante a busca desse novo paradigma.

    ResponderEliminar
  3. ..."Bobelia", suena bien!
    Reflexiva entrada Chanclas, muy interesante.
    Cordial saludo.
    Ramón

    ResponderEliminar
  4. Supongo que cualquier parecido con la realidad es pura coincidencia, ó igual no!, reconozco el paisaje, ¿seré un habitante de ese país bobalicón?. Nunca he sido partidario de la violencia, pero ganas dan de salir a la calle y tomar las plazas (pero bueno..., esa es otra historia). Menos mal que no vivo allí

    ResponderEliminar
  5. Conozco este país tan nuevo y tan casposo a la vez. Bobelia y yo somos así, señora, te dicen sus políticos con desfachatez sin ocultar que el bienestar de sus conciudadanos les trae al pairo y que van a arramblar con lo que puedan.

    Aunque en el Bobelia que yo conozco, salvo a muchos profesores que tratan de cambiar la inercia de la escuela por una más participativa y moderna y se encuentran con la indiferencia de las administraciones, la animadversión de sus compañeros y la mala fama que tienen en la calle de trabajar poco. Estos trabajan mucho y bien.

    Y por último una anécdota: cuando vivimos dos años y medio en Santander, la gente se maravillaba de que fuéramos puntuales.

    Ah, estos catalanes, decían, como sois, ante nuestra cara de estupor porque la persona que nos tenía que enseñar un piso para alquilar se presentara con más de media hora de retraso.

    Un beso,

    ResponderEliminar
  6. Amigo Chanclas. Te sigo en silencio pero te sigo de cerca. Y salgo de mi refugio para decirte que admiro profundamente, tanto la limpieza y elegancia de tu fotografía, como la clarividencia con la que diseccionas este mundo tan confuso y tan convulso.
    Me gusta lo que dices y en lo que me haces pensar.
    Es siempre un placer pasar por aquí.

    ResponderEliminar
  7. Si, no está mal, Ángel.
    Bonito nombre, lástima de país.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  8. Resulta urgente, amigo CHAPA. El modelo actual no da mas de si aunque muchos se empeñen en mantenerle.
    Creo que va tocando "ponerle el cascabel al gato"
    Teneis ese mismo refran en vuestro pais?

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  9. Me ha gustado tu espacio, la música de un saxo acompañó la lectura y el ambiente limpio me oxigenó la visión! Gracias. En cuanto a Bobelia creo que es madre de Estupidelia y me siento emparentada!

    Un beso.

    ResponderEliminar
  10. Qué familiar nos resulta Bobelia. Solo falta que sus habitantes levanten una buena torre de Bobel, grande y vacía, para poder admirarse.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  11. Si las ciudades fueran tan trasparentes, si las ciudades y vecindarios fueran como la foto, claras, limpias, ordenadas, espaciosas... cuanto de grande tendría la recién bautizada "Bobelia". De la misma manera que no se como se realiza esta foto, tampoco sabría como dar forma a "Bobelia" en a realidad, ¿quizás con sus gente? quizás.

    Abrazos (limpios) Ramón.

    ResponderEliminar
  12. Estoy de acuerdo con Xuan, resulta retorcidamente familiar este pais... y su genilicio... ¿como es? ;) ¿bobelianos?

    Un fuerte abrazo fro...

    ResponderEliminar
  13. Gracias Ramón, siempre me alegran tus visitas.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  14. Temo TORPE.COM que Bobelia sea mas real de lo que me gustaria creer.
    Un beso

    ResponderEliminar
  15. Tesa, querida, tanto por cambiar en BOBELIA!!
    Contamos, contemos con esos profesores que se preocupan de tus hijos, con esos funcionarios que, haciendo honor a su nombre, funcionan, con esos politicos que no solo piensan en medrar.
    Pero es que, TESA, SON TAN POCOS!
    Las generalizaciones nunca son buenas y hay que saber leer entre lineas. No todos los Bobelios son bobalicones como no todos los sudamericanos son impuntuales ni todos los catalanes son tacaños, verdad?

    Un beso

    ResponderEliminar
  16. EREZFRE un alegron tu comentario. Sabes cuanto admiro tu trabajo!
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  17. Estupidelia, Bobelia... si como Chiquitistan, Aquinostan... todos esos paises ficcion que nos hacen reir.
    Por desgracia estos otros nuestros tan cercanos terminaran haciendonos llorar.
    Ah! Bienvenida!!

    ResponderEliminar
  18. Xuan, solo falta que les des ideas!!
    Un saludo

    ResponderEliminar
  19. Claro, Ramón. Como si no? Las gentes hacen las ciudades,los paises, las costumbres, los modos y las modas.
    Las gentes lo son todo y ellos son los felices autores de su maravilloso pais.
    Y mientras les siga gustando como es poco cambiara en BOBELIA.
    Un abrazo, poco bobalicon, espero.

    ResponderEliminar
  20. Xurde, ABSOLUTAMENTE FAMILIAR Y CERCANO.
    Bobelianos... bobalicones... bobos a secas...?
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  21. Los tiempos que ya estamos viviendo y los que amenazan con venir convertirán a esta particular BOBELIA en la que nos ha tocado vivir en un país de ciudadanos enfadados por la gran oportunidad perdida .
    Gran paso atras que costara tiempo y esfuerzo reconducir.
    Un saludo.

    J.F.R

    ResponderEliminar
  22. me parece que conozco muy bien ese pais que cambio de nombre, vivo en el,

    ResponderEliminar

Gracias por dejar tu opinión. El blog es más valioso con ella.