07 diciembre 2011

LA LUZ

La luz. chanclas

Caminó despacio, casi pegado a los gruesos muros.
Sus pisadas,imprecisas, buscaban un lugar apartado,lejos de los turistas.

Se sentó y enseguida su figura se confundió con las sombras.

No supo cuanto tiempo pasó allí en silencio.
hasta que por fin, de la oscuridad surgió la luz.


21 comentarios:

  1. Me encanta esta toma y la atmosfera ambiental que has logrado.
    Saludos.
    Ramón

    ResponderEliminar
  2. Hay un halo de misterio en las luces y sombras de las iglesias: los rayos que se cuelan por las cristaleras, las velas, el fondo negro de los confesionarios, los oscuros rincones...

    ResponderEliminar
  3. Un momento sereno e intenso a la vez. Nos has metido en esa catedral o iglesia...

    Saludos

    ResponderEliminar
  4. Cuántas cosas se pueden expresar en una fotografía¡ Me gusta, un beso

    ResponderEliminar
  5. El texto complementa una buenísima foto. Uno puede sentirse en ese oscuro rincon de la Catedral.
    Saludos
    Juan.R.

    ResponderEliminar

  6. · La luz se puede encontrar en cualquier lugar... si de fotografía hablamos. Este es un buen ejemplo, y de calidad.
    Hay otras luces...

    · Saludos cercanos

    CR & LMA
    ________________________________
    ·

    ResponderEliminar
  7. Gracias Ramón. El entorno era propicio
    Saludos

    ResponderEliminar
  8. Si en los tiempos que vivimos nos sigue impresionando el interior de una catedral que sería hace 7 siglos.
    Hay sensaciones atemporales, religiosidad aparte.
    Saludos, Tesa.

    ResponderEliminar
  9. Entonces, Elvira, he conseguido compartir contigo ese momento mágico.
    Saludos

    ResponderEliminar
  10. Tantas cosas, TORPE, como uoo sea capaz de ver y sentir.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  11. ñOCO, tu percepción siempre va un poco más allá. Tu si que sabes ver.
    Saludos cercanos.

    ResponderEliminar
  12. Gran virtud la Paciencia.
    De todas formas, una manito de barniz no le vendría mal al "decorado de madera" en cuanto a la luz... creo que le falta enmi opinión, más brillo (cuestión de gusto digo yo).

    Abrazos (Brillante) Ramón.

    ResponderEliminar
  13. Una magnífica muestra de que la fotografia es luz, si la encuentras no importa el motivo que encuadres.

    Muy sugerente esa luz deslizándose sobre las paredes de la catedral iluminando ese instante buscado de recogimiento y sosiego.

    ResponderEliminar
  14. Una magnífica muestra de que la fotografia es luz, si la encuentras no importa el motivo que encuadres.

    Muy sugerente esa luz deslizándose sobre las paredes de la catedral iluminando ese instante buscado de recogimiento y sosiego.

    ResponderEliminar
  15. Si, amigo Ramón, cuestion de gustos.
    Como tu sabes muy bien, gran apreciador de la belleza en todos sus aspectos, no solo lo que brilla es bello.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  16. Ahí está el punto, Tesa en encontrar la luz. Sea en la fotografia o en la vida.

    ResponderEliminar
  17. Sonó como a milagro... Gracias por pasearte por mis humildisimas letras. Que bonita tierra en la que vives.

    Besos desde un faro en mitad del mar.

    Mar (... la vendedora de humo)

    ResponderEliminar
  18. Mar, vendedora de humo, de ilusion, de sueños.
    Bienvenida

    ResponderEliminar

Gracias por dejar tu opinión. El blog es más valioso con ella.