29 septiembre 2011

MED


Insomnio. chanclas

El golpeteo insistente le despierta. El maldito viento en la contraventana se ha empeñado hoy en eternizar su noche.
Sueño entrevelado, mezcla de digestión, pereza y alcohol.

Cansinamente se levanta del sofa. Se asoma. Cielo pintado de nubes luminosas que se mueven rapidas.
El otoño ha llegado al mediterraneo.

Ella estará arriba. Leyendo, durmiendo, soñando?  En qué o en quién pensará?
Aún es bella. Todavia, a veces, la deseo como un adolescente.
Y ya han pasado tantos años...

De vuelta al sofa se mira de reojo en el espejo. La barba blanca de un par de dias no le queda mal. Sonrie pensando en tantos y tantos dias de apresurados afeitados antes del trabajo, de la corbata, del reloj.

Aprieta el paquete de Marlboro... vacio.
Maldita sea, se acabó!
Ella seguro que tiene pero prefiero buscarlo por la casa. Últimamente tiene mal humor. Si la despierto seguro que la tengo para el resto de la semana.
Me gusta tanto cuando es dulce, cuando me mira con esa mirada que solo ella tiene. Con esa coqueteria que me seduce.
Cuantas veces he sufrido pensando en esa mirada!

Bueno, el tabaco! Eso es lo que importa ahora. Tiene que haber algun paquete empezado en algun cajon!

19 comentarios:

  1. Muy sugerente.

    "Si la despierto seguro que la tengo para el resto de la semana." O sea que si no la despierta no es porque le sabe mal cortar su sueño por un triste cigarrillo, sino para no verla de malhumor??? :-)

    Un beso

    ResponderEliminar
  2. Cuantas cosas se nos pasan por la cabeza en esas noches en blanco. Da para una historia, este breve pensamiento. La fotografía acompaña y construye la atmósfera del momento.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  3. Se huele esa sensación de soledad en compañía.
    Es la peor soledad.
    Maldito insomnio.

    ResponderEliminar
  4. Nunca pensé que iba a leer este relato viniendo de la persona que viene: Maldito TABACO! (pequeño reproche ganado pulso a pulso a través del tiempo), pero bueno no quiero quitar la poesía: Todo se oye en el silencio de la noche y de las ventanas cerradas y a oscuras de los otros. La foto refleja perfectamente este momento. Un beso

    ResponderEliminar
  5. Y uno mata por una mirada así ... muacc

    ResponderEliminar
  6. El sentimiento, basado en aquello que nos define, tienen un contrincante silencioso... el sufrimiento; el tabaco tan solo es una excusa, una mala escusa a la evasión.

    Abrazos (Bien definidos) Ramón.

    ResponderEliminar
  7. Desvelo, luna, sombras, nostalgia de los buenos tiempos.

    Los pensamientos y los minutos son más largos por la noche, como si dieran vueltas sobre sí mismos.

    Te salió un poema, chanclas.

    Un beso,

    ResponderEliminar
  8. Sí, Elvira, mejor no despertarla. Seguiremos buscando!
    Un beso

    ResponderEliminar
  9. Realmente Ángel yo tambien lo veo así: como una pequeña historia dentro de una historia.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  10. En este caso lo siento mas como entendimiento. Seguro que los dos han recorrido mucho camino juntos.
    Un saludo Tesa

    ResponderEliminar
  11. Ay!! TORPE.COM que manía con mezclar realidad y ficción.
    Los cuentos cuentos son.
    Un beso

    ResponderEliminar
  12. Hay miradas que matan, que seducen, que incitan, que desprecian, que insultan, que acompañan, vacías, perdídas, por la que morir, por las que matar...
    Un beso, Carmen

    ResponderEliminar
  13. Cuantas veces, amigo Ramón van de la mano, sentimiento y sufrimiento.
    Cuantas veces, amigo, deberían soltarse las manos y caminar cada uno por su lado, bien alejados el uno del otro.
    Diana, como siempre, amigo.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  14. Tu comentario en si mismo ya es un poema,TESA.
    Escaso mérito viniendo de ti.
    Un beso

    ResponderEliminar
  15. A pesar del insomnio, de la noche, de la falta de tabaco, es un relato muy tierno.
    Mar

    ResponderEliminar
  16. La ternura de dos personas que por fin comparten un lugar común.

    ResponderEliminar
  17. Después de una larga ausencia, regreso...un placer leerte de nuevo. Besos!!

    ResponderEliminar

  18. · El insonmio juega malas pasadas pero, también, propicia buenos textos, como este que no regalas. Me gusta.

    · Salud·os

    CR & LMA
    ________________________________
    ·

    ResponderEliminar
  19. Por una mujer como la que inspiró el texto merecería la pena no dormir... aunque, al final, solo quedó el insomnio.
    Saludos, ñOCO

    ResponderEliminar

Gracias por dejar tu opinión. El blog es más valioso con ella.