09 agosto 2011

HUELLAS


Huellas. chanclas

La arena estaba llena de huellas.
Pasos que señalaban otros caminos.
Luego, sus propios pasos ya fueron solo huellas.


 

15 comentarios:

  1. Hay que dejar huellas, de una forma o de otra por este viaje de la vida...hoy la dejaste tu, con esta foto que habla sola.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  2. Detallista y reflexiva captura.
    Me gusta mucho su tratamiento.
    Un cordial saludo.
    Ramón

    ResponderEliminar
  3. vale, esto significa que somos camino al andar no?, no te comas más el tarro. UN BESO CON MAYUSCULAS

    ResponderEliminar
  4. Remei, las huellas las borra el viento. Todo pasa. Algunas personas, algunas cosas perduran mas que otras pero al final todo pasa.
    Un beso

    ResponderEliminar
  5. Gracias Ramon, a veces una imagen simple o una simple frase ponen en marcha esa hormigonera que algunos llevamos en el interior de nuestra cabeza.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  6. Ese es el mejor consejo que me han dado en mucho tiempo, Torpe.Com y un dia de estos estoy seguro que voy a aprender a hacerlo.
    Un beso con mayusculas tambien para ti.

    ResponderEliminar
  7. En realidad, ¿por qué las llamamos huellas? :)
    Porque otros nos han dicho que así se llaman. Si miraras la arena tan sólo verías una figura. Una figura que cambia constantemente, bien por nuestro caminar sobre ella o bien por efecto de los cambios atmosféricos... ¿entonces? Sólo cambio y una esencia... la arena siempre es la misma, ductil, pero la misma.
    Aprendamos de esa ensañanza.

    Me gusta caminar descalaza sobre la arena, siempre que no esté ardiente por el efecto del sol :)
    Un abrazo :)

    Mis disculpas por no haber venido antes. Ah, y si, es la ciudad que dices :)
    Otro abrazo más, nunca sobran ;)))

    Y van tres intentos. Bueno, así me inspira siempre una casa distinta pero con la misma esencia ;)))

    ResponderEliminar
  8. Cierta nostalgia... pero fijándome un poco más en la foto, observo otras huellas, unas vienen otras se alejan, y otras desaparecen al subir la marea. Al fin y al cabo son solo huellas, indicando el paso del tiempo, nada más.

    Abrazos (Pies descalzo) Ramón.

    ResponderEliminar
  9. Apesar de que existan otras huellas que puedan confundir, esos pies parecen firmes al caminar por la lunática arena. No dejan huella... Son huella.

    ResponderEliminar
  10. Y asi seguira, Haideé, recogiendo efimeramente nuestros pasos hasta que el viento mo la marea los borre para recibir a otros nuevos que han de venir

    ResponderEliminar
  11. Si, Ramón, hay algo de nostalgia en la foto. La culpa es del paso del tiempo. Solo eso.
    Un abrazo, amigo.

    ResponderEliminar
  12. Pasos firmes... entonces ¿que temer?
    Ni tan siquiera los vaivenes de la lunatica arena.
    Bienvenida, Mar!!

    ResponderEliminar

  13. · Voy regresando... poco a poco...
    A menos que levitemos, las huellas son consustanciales a nuestra existencia. La vida es, simplemente, un cruce de huellas... y algunas veces, esos cruces dejan huella.

    · Saludos desde la bahía

    CR & LMA
    ________________________________
    ·

    ResponderEliminar
  14. Hay huellas que se quedan como marcas indelebles en nuestra piel.

    Bienvenido, ñOCO!!

    ResponderEliminar

Gracias por dejar tu opinión. El blog es más valioso con ella.