11 noviembre 2010

La felicidad.

Mañana de domingo en los margenes de la ría de Bilbao. chanclas.

El otro día leía un artículo con un llamativo título: " La felicidad viene incorporada de serie."
Por cierto que la lectura de este artículo me sirvió para saber que hay un Instituto Coca Cola de la Felicidad lo que en principio parece un poco frívolo. Aunque si uno lo piensa bién  ¿qué hay más importante que la felicidad?
Bueno para no irnos por las ramas, volvamos al asunto.
Pues resulta que una tal Sonja Luybormirsky tras concienzudos estudios ha llegado a la conclusión de que sobre un 100% de felicidad,  el 40% nos viene de serie: (la genética), sólo un  10% se debe a nuestras circustancias personales: (lo bien o lo mal que a uno le vaya viviendo o no en pareja, lo bien o mal que a uno le vaya su trabajo, etc) y el 40% restante se debe a nuestros pensamientos y comportamientos internos. O sea a nuestra actitud ante la vida.
Muy bueno el simil  de los coches que emplea Sonja, pensé. Y siguiendo con él pensé tambien que hay quien no sabe vivir sin un Full Equip en su coche. Quizás porque ello contribuye a alcanzar su porcentaje del 100% de felicidad.
Otros, en cambio nos arreglamos con algo menos y nos conformamos con un coche que nos lleve y nos traiga y que no nos falle por el camino. Yo creo que ahí está la clave: en la fiabilidad más que en el porcentaje. Porque total ¿qué más da un 10 o un 20% arriba o abajo si nos pasamos el dia en el taller?
Interesante esto de la felicidad.


14 comentarios:

  1. Imagino que ya sabrás que vivo en Bilbao. He ido en dos o tres ocasiones a este sitio de la foto y lo cierto es que es escalofriante ver el estado de la peña a determinadas horas.
    eso no puede ser felicidad, al menos no de la sana. Un abrazo!!

    ResponderEliminar
  2. En la vida real no es que no tenga coche, es que no tengo ni carnet!, imagina lo que me tira el tema..Pero en cuestion de felicidad exijo un Ferrari Testa Rossa como minimo...y si no lo tengo..lo busco

    Un besote Chanclas, siempre es un placer

    ResponderEliminar
  3. Está claro que hay gente más optimista y positiva que otra, y la manera de tomarnos la vida influye en ser felices aunque no seamos tan afortunados como otros que, teniendo más elementos para serlo, ven la botella medio vacía y se amargan solitos la existencia.

    ResponderEliminar
  4. Gran expresión, bajo un drama real...

    Hablar de "Felicidad" (Riqueza, Honor, Fama, ó Placer) no deja de ser tema en cierta manera adaptado a cada cual.

    Para unos la Riqueza es No tener nada, o mejor dicho lo justo. para otros el placer de Ver, de sentir, de oler, de amar...

    Lo importante, cultivar el Arte de lo que es realmente "Justo"

    Abrazos (Felices) Ramón.

    ResponderEliminar
  5. Un termino abstracto y ciertamente ambiguo: la felicidad. Si ahora resulta que es cosa de genética, sólo hay que tirar del hilo para entender a los ricos, pobres infelices del ADN, que necesitan amasar posesiones y fortunas para encontrar el porcentaje adecuado de felicidad.
    La foto destroza teorías. Muy buena.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  6. ¡Caramba, con esas medidas 40-10-40 la felicidad puede desfilar en Cibeles!.
    ¡ Qué cosa la felicidad !
    Lo verdaderamente alucinante es que tantas veces el 10% es el que marca nuestro sentimiento de felicidad.
    A mi lo que me tiene mosca es lo de " concienzudos estudios ".

    Pienso como Ángel, la foto echa teorías por tierra. Muy buena.
    Saludos

    ResponderEliminar
  7. Esta tarde, viendo una peli, Sean Connery decía "infeliz es aquel que sueña con tener lo que no puede conseguir". No comulgo con el conformismo, pero mi porcentaje sobre este asunto es: 90% tu actitud y un 10%, imprescindible, para ese trío de ases: salud, dinero y amor.

    La resaca mañanera y las palabras que lo encabezan, oportunísimo, pero qué ojo tienes!

    Un beso!

    ResponderEliminar
  8. No Silvia, esto no debería ser la felicidad aunque para algunos, muchos, lo sea.
    Saludos

    ResponderEliminar
  9. Bien por ti, Sylvia, Mejor ser exigente. Luego está la vida que nos recuerda que los Reyes Magos vienen solo una vez al año y que el resto es lavorable.
    Un beso

    ResponderEliminar
  10. Si Tesa, de acuerdo contigo. ¿Porqué verla medio vacia? Me apunto al medio llena y como no veo muy allá si me creo que está aún mas llena, pues mejor.
    Saludos

    ResponderEliminar
  11. Ramón, como de costumbre, tu analisis certero.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  12. La foto destroza teorias como la realidad dicen que supera la ficción.
    No dejes de visitar el instituto de la felicidad. Todo un hallazgo.
    Saludos Ángel.

    ResponderEliminar
  13. No te quepa duda Susan de que hay que hacer "concienzudos estudios" para llegar a esas conclusiones que se convierten por obra y gracia de nuestro mundo hipercomunicado en saber popular. Dentro de muy poco todos haremos nuestros esta teoria como si de una verdad de los sagrados evangelios se tratase.
    Saludos

    ResponderEliminar
  14. Tu siempre me halagas Mar, sobretodo por lo del ojo.
    Un beso

    ResponderEliminar

Gracias por dejar tu opinión. El blog es más valioso con ella.