30 mayo 2010

Una de fotos


Intentaba encontrar el encuadre y no acababa de convencerme el resultado.
Me incorporé y le ví. Con su polo azul y su cara de niño bueno, me miraba esperando que terminase para poder pasar.
Le dije: "tranquilo, no te preocupes, tu sigue"
Arrancó a toda velocidad y me di cuenta de que su silueta fugaz era lo que estaba buscando para aquella fotografía.


15 comentarios:

  1. Eso es.
    De repente se convierte en el centro de atención de la imagen y le pone un punto de interés y color.
    Me gusta la foto.
    Un saludo, Chanclas.

    ResponderEliminar
  2. Lo viste claro y rápido, esa es la diferencia entre una postal y una buena fotografía.

    Ah! Y entre un niño educado y otro que no lo es.

    Genial!

    ResponderEliminar
  3. Cuidado que son fotogénicos los soportales ... te ha quedado muy bien, la iluminación perfecta, y un acierto esperar a meter en el cuadro una figura.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  4. Muy bueno Chanclas..., muchas veces nos creemos que el vacío, el edificio, es lo que tenemos que recordar....
    Sigo prefiriendo recordar a las personas..., como tu niño de azul...
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  5. Bonita foto, creo que me gustaria igual, con o sin niño, pero el niño lo llena mas.
    De todas maneras, como he comentado en muchas ocasiones, la fotografia no es lo mio.
    Besos :)

    ResponderEliminar
  6. Hay veces... que el "sexto" sentido nos dicta una pausa, un compás de espera, allí es donde la paciencia, como virtud, hace su aparición y es entonces, cuando una fuerza invisible nos impulsa al encuadre y al clic de la instantánea única e irrepetible del momento, del día, de la hora...
    Un Abrazo (Clic) Ramón.

    ResponderEliminar
  7. Ese instante fue tu regalo ... he sentido ganas de correr tras él! Me gustó la foto, como siempre! Artista! Muacc

    ResponderEliminar
  8. bonita foto, quisiera yo encontrar esa nitidez, las mias parecen siempre con color como quemado

    ResponderEliminar
  9. Es bueno el punto de vista que has elegido y el niño le da movimiento y hace que los soportales parezcan más majestuosos.

    A mí me encanta incluir personas en mis fotos, lo que no me gustan son las multitudes.
    Un beso, sigo por aquí.

    ResponderEliminar
  10. Salió mi anterior comentario? Si es así, borra éste, si no, dímelo, por que me ha dado error en la página :) Besotes!

    ResponderEliminar
  11. Hola Chaclas
    Es cierto que todos queremos un reconocimiento inperecedero, dejar una huella, quedarnos "vivos" en el tiempo. Dicho en pocas palabras, no ser olvidados jamas. Pero sucede que este mundo esta hecho de azares, y montado en un gran escenario, en donde cada uno representa un papel, que aveces suele ser ineludible.
    Hay quienes alcanzan la perpetuidad y otros que saiempre tendremos que espectar lo que sucede y esperar ser tocados por la magia de la providencia, para convertirnos en luminaria del universo.
    Muy interesante tu entrada, porque nos hace pensar en aquellas cosas que aveces forman parte de nuestro existir y no las tocamos en su dimension.
    Pero voy a compartir el pensamiento de Silvia y decirte que es bueno y nos hace sentir en la gloria ese: pequeño, gracias, muy bien, fantastico, inmejorable. Eso alimenta nuestro ego en pequeñas dosis y nos carga de euforia y optimosmo para poder seguir.
    Nuy interesante tu blog y tus entardas.
    Jose Luis

    ResponderEliminar
  12. Me gusta tu fotografía, es a viva y a la vez elegante, cogiste el encuadre perfecto, la vieja piedra con la vida joven, un saludo y nos vemos

    ResponderEliminar
  13. Sí, hay que saber esperar el instante.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  14. Muy buena la foto,refleja lo que permanece mientras la vida pasa incesantemente.

    Un abrazo

    ResponderEliminar

Gracias por dejar tu opinión. El blog es más valioso con ella.