23 febrero 2010

El placer de viajar

En una ocasión una persona muy especial para mí se sorprendió cuando le dije: "no me gusta viajar".
Era una verdad con matices. Lo que en realidad quería decir era: "he viajado mucho y ya no me motiva seguir haciéndolo por obligación"
Viajar es una experiencia maravillosa. Hacerlo despacio, saboreando los lugares. Callejear, caminar sin rumbo fijo, sin mirar el reloj y sin programa.
Hay tantos sitios que descubrir. Tantos lugares en los que confundirse con la gente, sentarse en una terraza al sol y ver pasar la vida despacio.
Pero no siempre uno puede hacer lo que quiere. ¡Qué novedad!
De modo que habrá que seguir con las interminables esperas en los aeropuertos. Esos lugares cada vez más grandes y mas deshumanizados en los que ponen a prueba tu forma física recorriendo grandes distancias, haciendo estúpidos ziz zags entre cintas aunque estén vacías lo que llega a hacerte pensar si no hay alguien que te está cronometrando detrás de las cámaras de seguridad.
Habrá que seguir soportando esos incómodos controles y a ese, no siempre, amable personal que nos maneja como a ovejas a las que vayan a trasquilar. Esas incomprensibles normas que hacen que en un aeropuerto te debas descalzar y no en el siguiente, que convierten una raqueta de tenis (lee esto) en un arma mortal, que no dejan que lleves un envase de 125 ml pero que no impiden que si lo hagas con 2 ó 3 de 100 ml mismo tiempo ...

¡COMO ECHO DE MENOS UN BUEN VIAJE!


26 comentarios:

  1. pues mira chanclas, a mi tambien me hace falta un viaje y dos,
    y es que me encanta viajar, sea como sea, y donde sea, me da igual las normas, los champus y las esperas, me da igual la comida que ya ni dan y te cuesta un ojo de la cara y parte del otro, y me encantaria trabajar viajando, pero claro, vivo en una isla y ya das dos vueltas y se nota, y como nunca he jugado al tenis, pues me da igual que no me dejen llevar la raqueta, lo que si tengo que tener cuidado es el abridor profesional que todo buen camarero siempre lleva, me lo confiscan, pero yo entonces lo llevo en la maleta, y bueno, que no siendo madrid y la t4, todo aeropuerto es casi una gloria, y cada viaje, un destino al paraiso, aunque sea perdido,
    un saludo fuerte.

    ResponderEliminar
  2. Yo llevo toda mi vida viajando por mi profesión, como tu bien sabes. Y aun así QUIERO MAS, pero de aeropuertos, no quiero saber nada, y menos ahora que no podemos fumar. Unha apreta

    ResponderEliminar
  3. Viajar enriquece, nos aporta conocimientos y sensaciones nuevas
    ...incluso por trabajo.
    Y por placer y en buena compañía... eso ya es hacer una excursión al paraíso.

    ResponderEliminar
  4. TIENES TODA LA RAZON , LO DE VIAJAR ES PARA MI LO MAS RELAJANTE PERO ME PARA MUCHAS VECES EL SR. AVION, NO POR EL VUELO, SINO LA ESPERA PARA COGERLO.......SALUDOS

    ResponderEliminar
  5. Pues no fumes capitan, que siempre estas con el cigarro ese en la boca, mejor oler a chicle de menta hierbabuena de orbit, o a cerveza, el cigarro hace que los bronquios se tranquen y te tienes que alejar 20 metros por lo menos para que no te de un jamecuco allá mismo

    ResponderEliminar
  6. Viajar es mi pasión, pero odio los aeropuertos!!!!
    Cuanta razón tienes en tus palabras, a mí sinceramente me parecen medidas demenciales. Esos controles no evitan un posible incidente.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  7. Yo estaría viajando siempre, trabajo encerrada en un despacho, y no me importa siquiera el tema de los aeropuertos, quiero mi maleta amarilla en marcha, y yo a su lado :) Besos!!!

    ResponderEliminar
  8. Viajar es uno de los mayores placeres de la vida. Agora bien, conseguir que tu vuelo salga a su hora...eso ya es harina de otro costal. Muy bueno lo de la raqueta.
    Besos!!!

    ResponderEliminar
  9. Recuerdo, allá por el año 1959/60 en un vuelo Panamá - México, Tía Dora (D.E.P) llevaba unos camarones congelados dentro de una bolsa isotérmica y estos dentro del equipaje a facturar. La cuestión es que la maleta se perdió.... no es nada nuevo, lo más curioso fué su identificación, ni forma, ni color, ni tipo de valija, Tome Ud. Sra. salga deprisa de esta dependencia, que risas. Esto si que era un ataque ecológico puro y natural, ja, ja Un abrazo.

    ResponderEliminar
  10. Será que hasta el momento no he tenido que viajar por obligación ... mira, nunca lo había visto así. Nunca me quedo con esa impresión de los aeropuertos, siempre veo esa salida de la terminal y quien espera ... con flores o sin ellas pero con ilusión, ya sabes, Chanclas, no podía faltar la parte romántica entrando Mela en tu blog.

    Un buen viaje se prepara rápidamente y eso sí, no olvides dejar el reloj del conejito de Alicia en el País de las Maravillas en el cajón de la oficina, y haz justicia a tu entrada. Me ha gustado! Muacc

    ResponderEliminar
  11. Ramón, muy simpatica la anecdota. Si sucediese hoy creo que a tu pobre tía la habrían detenido acusada de no se cuantos delitos contra la salud, trafico de sustancias no permitidas, etc, etc.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  12. Como en esta entrada sucede eso de que las opiniones se convierten en "Votos a favor y votos en contra" procuraré contestar a todos en este comentario.
    Todo aquello que se hace de forma repetitiva, por muy bueno que sea, se convierte en rutina y la rutina, por definición, cansa.
    Si todos los dias de nuestra vida nuestro único alimento fuesen ostras o jamón con seguridad que lo aborreceríamos.
    Sé que al que no le llega para la mortadela oir esto le puede sonar a inmoralidad pero estoy seguro de que es así.
    La clave es la ilusión. Con ilusión, las esperas se acortan, el jamón sigue sabiendo a jamón y hasta la mortadela tiene su gracia.
    Y si además, amiga Mela, alguién alguna vez te espera en la puerta de llegada de un aeropuerto, no hacen falta flores, tiene que ser la hostia. Habrá que seguir buscando a esa persona que encuentre un momento para hacerlo.

    Gracias, amigos, como siempre por vuestras opiniones.

    ResponderEliminar
  13. Nos queda el tren (siempre que se vaya ligero de equipaje) y el automóvil con el que perderse por carreteras poco transitadas y llegar a lugares donde hace tiempo que no llega nadie.
    Hablando de nadie, nadie me va a decir cuanto aftershave debo llevar en mi equipaje [:(

    ResponderEliminar
  14. Enric, me apunto al tren. Es otra manera de viajar. Te puedes levantar, ir a la cafetería, ver pasar el paisaje. Enfin, ni punto de comparación.
    Nada es perfecto: en el AVE todo Dios habla por teléfono. Y con la misma cantinela: "Hola, estoy en el AVE..." el resto de la conversación es variable.
    Un saludo

    ResponderEliminar
  15. Pues avísame cuando lo vayas a hacer, quien sabe quizá te acompañe.
    Yo también hecho de menos un buen viaje!!!

    Relajante entrada, por cierto.

    Besotesss.

    Miren.

    ResponderEliminar
  16. ¡Miren, proposiciones así no le hacen a uno todos los dias!
    Venga, nos vamos. A mi no me importa demasiado el destino. Hay infinidad.
    Me importa más la manera y por supuesto... la compañía.
    Un beso

    viernes, 26

    ResponderEliminar
  17. Yo es que tengo una facilidad asombrosa para olvidar las incomodidades de las que hablas, los vuelos cancelados, los retrasos ... en el momento monto en cólera, pero no hay callejón o mercadillo, conversación con un desconocido lugareño ... o librería descubierta inesperadamente que no me haga olvidarlo todo y pensar en ese mismo instante, dónde iré a para en mi próximo viaje.

    Ahora, si pudiéramos ahorrarnos ciertas molestias .. buff ... si averiguas cómo me avisas, vale?

    ResponderEliminar
  18. Llego la rara, no me gusta viajar, me agobio. Puede que sea, que un viaje de esos de sin rumbo, me resulta imposible, por diferentes causas, pero...preparar maletas, querer ver las cosas en un tiempo X...no se, sera que soy rara, pero a mi cuando no tengo obligaciones, disfrutar de la tranquilidad, de no mirar el reloj...es para mi, el mayor de los placeres.
    Besos y disfrutad del viaje :)

    ResponderEliminar
  19. Como te entiendo Chanclas, coincido al 100% contigo.
    Me pasa lo mismo, viajar por obligación es… un coñazo, estoy de los controles hasta el ….
    La semana pasada en Alemania, el domingo me voy a Argentina, muchos me dicen: “que guay…”, joder que voy a trabajar…
    Añoro un buen viaje de placer, como el de hace u año, a New Zealand, así si…
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  20. Hache, si lo averiguo lo publico en interness.
    Un beso

    ResponderEliminar
  21. Bueno Naia, eso es lo que digo. Viajar sin prisas y sin la absurda necesidad de coleccionar sitios como quien colecciona sellos.
    Lo de las maletas es otro cantar. Algunos ya las hacemos pensando en otra cosa. Cuestion de practica, aunque no es la primera vez que se me olvidan cosas importantes. Seguramente el exceso de confianza.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  22. Nano, es que tu eres un "profesioná". Qué te voy a decir a tí.
    Yo tambien me apunto a uno relajante.
    Un abrazo y ¡feliz viaje!

    ResponderEliminar
  23. Los mejores son los viajes sin escala con una buena compañía, a que sí?

    ResponderEliminar
  24. Mi querido Chanclas, gracias por estar junto a mi y mi país en este momento de tanta tristeza. Hemos vivido un momento único de mucho temor, algunos salieron ilesos, otros sufrieron todo el rigor de la naturaleza. Dos situaciones tragicas, un terremoto y un maremoto, ha sido desolador.

    Chile es un país humilde pero lleno de fortaleza, y nos sentimos aún más fuertes cuando manos y brazos nos acogen con tanto cariño, como el que hemos recibido de tantos países hermanos y tantos buenos amigos como tú.

    Gracias por tu cercanía, me alegré de leer los mensajes, me llegó cada palabra dejada y me emocioné hasta las lágrimas con todo el cariño

    Un abrazo enorme querido amigo, un gusto tenerte a mi lado.

    Anouna

    ResponderEliminar
  25. Saludos, soy de los que sienten la obligación y necesidad de viajar con frecuencia, cambiar de aire, de costumbres, de ambiente, descubrir y explorar nuevos destinos, conocer nuevas personas de diferentes latitudes, con formas de pensar, actuar, interactuar interesantes y diferentes.
    Comparto la opinión que de cada vez se hace mas incomodo, molesto y difícil los chequeos de Aeropuertos y demás. Y lo peor es que todo apunta a que en el futuro serán peor.
    “Yo no viajo para ir a alguna parte, sino por ir. Por el hecho de viajar. La cuestión es moverse”.

    Robert Louis Stevenson

    ResponderEliminar
  26. Gracias por tu visita y tu opinión, Omar.
    Este es tu sitio siempre que quieras pasar por él.
    Saludos

    ResponderEliminar

Gracias por dejar tu opinión. El blog es más valioso con ella.