08 diciembre 2009

Caminos de hierro.

 Caminos de hierro. chanclas.

Tortuosos caminos.
Infatigables venas de acero.
Hilo conductor de historias.
Arrugas de tu vieja piel.
LISBOA antigua.



9 comentarios:

  1. Hasta es romántica, la imagen de esas vías en la ciudad, donde el tranvía nos lleva y trae en la rutina cosmopolita.

    ResponderEliminar
  2. A força dos reflexos resiste a tudo.

    ResponderEliminar
  3. Foto con alma que habla de una vieja y orgullosa ciudad, cuyo suelo es el reflejo de su presente y de su pasado. Entrañable Lisboa!

    ResponderEliminar
  4. El virado y esos reflejos en la fría calle son geniales ... excelentemente acompañados por tus palabras.

    un abrazo

    ResponderEliminar
  5. Me encanta la asimetría simétrica de tu foto, tal y como es esa vieja y entrañable ciudad. Todo se acaba, verdad Chanclas?. Yo también estoy apurando los últimos días de estas vacaciones cargando la mochila de recuerdos.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  6. Chanclas, espero que nos muestres mas fotos de Lisboa, comparte alguna con tus amigos.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  7. Vías (venas) paralelas de acero, ya bien lo indicas Chanclas, como la vida y la muerte, simpre paralelas la una al lado de la otra, sin embargo mirando la foto, observo que también hay otros surcos paralelos, por donde discurre el reborde circular para no salirse la llanta y descarrilar a medio camino de nuestra misión.

    Como la vida misma, lleno de surcos y palalelismo un poco aquí un poco allá. Buen contraste fotografico, salud, un abrazo.

    ResponderEliminar
  8. El tren y la vida que anida sobre esos caminos de hierro, me puede a diario.
    Un abrazo
    Gran imagen.

    ResponderEliminar
  9. Gracias a tod@s por vuestros comentarios.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar

Gracias por dejar tu opinión. El blog es más valioso con ella.