07 noviembre 2009

Lágrimas

Lágrimas. chanclas

El dia se muestra tenazmente triste.
Maldíto otoño que se empeña en enseñar su peor cara, llevandose en su viento y su lluvia los colores de los días dorados.
Miro desde la ventana el borroso paisaje que desdibuja la lluvia. Las figuras que se mueven urgentes y huidizas.
Las gotas que resbalan por los vidrios se confunden con lágrimas.

11 comentarios:

  1. Parece que el otoño es tiempo de llantos.

    ResponderEliminar
  2. Triste pero entrañable mi querido amigo Chanclas. Aunque noches como la que pasamos ayer en el Musel, no tienen precisamente nada de entrañables. Veámosle pues el lado positivo a esta bendita lluvia en la paleta de colores que nos deja la naturaleza, la piedra…. los paraguas. Un abrazo
    *A ver si me animo un fin de semana, antes de irme de vacaciones, y me acerco por ahí a tomarnos unos vinos.

    ResponderEliminar
  3. Bueno Chanclas, es lo que tiene nuestra tierra, pero piensa que la lluvia también tiene su cosa buena, la necesitamos para llenar nuestros pantanos y para que nuestros bosques y praderas se conserven verdes.
    Un abrazo compañero y si no os importa me apunto a los vinos con el Capitán…

    ResponderEliminar
  4. Que bello post, fusión d eimagen y texto. Le releí almenos tres veces. Commueve la sensació de sinceridad... casi como si lo estuvieras diciendo en vivo delante del cristal, lleno de esas lágrimas de otoño.

    ResponderEliminar
  5. Pues sí, Tesa eso parece. Los otoños en general son durillos. Este se presenta un poco peor pero ya mejorará. ¡SEGURO!

    ResponderEliminar
  6. Sé que todo es relativo y que siempre hay situaciones peores. Los que estais en la mar en dias como estos no teneis tiempo de preocuparos de rollitos melancólicos. Bastante teneis con preocuparos de lo fundamental. Sé que harás bueno tu sobrenombre.
    Si por fin encuentras un momento para darte una vueltecita por la zona tienes unos cuantos bloggers encantados de recibirte.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  7. Nano, por supuesto que contamos contigo.
    Lo mismo digo para las salidas fotograficas o del tipo que sean.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  8. Gracias Araceli. Cuando las cosas son de verdad, se nota.
    De nuevo mi enhorabuena por tus fotos y tu reciente premio.http://aracelifoto.blogspot.com/2009/11/segon-premi-de-fotografia-dels-premis.html

    ResponderEliminar
  9. Dicen que también hay que dar cabida a sentimientos mojados, a la añoranza, la tristeza y el recogimiento. El consuelo es saber que sobre esas nubes grises, sigue habiendo un sol radiante.

    Besos.

    ResponderEliminar
  10. Pues vete preparando paraguas que dan agua para toda la semana. Me gustó mucho esta entrada.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  11. A mí me gustan esos días de lluvia otoñales, le tengo pillado el punto a la melancolía, a los contornos borrosos ...

    También se llora de emoción, ¿no?

    ResponderEliminar

Gracias por dejar tu opinión. El blog es más valioso con ella.