22 septiembre 2009

Lo que pudo haber sido y no fué.

Granito yaciente.
A medio arrancar, sus esbozadas formas le señalan. Habría sido el más grande de todos.
Vocación de rayo de sol, destinado a apuntar majestuosamente al cielo. Imponente manifestación de hombres reyes, remotos hombres dioses.
Destinado quizás al templo de la reina faraón Hatshepsut en Karnac, su destino se truncó.
Era piedra y pudo haber sido arte.
Podría haber sido testigo privilegiado de miles de años de apasionantes historias y quién sabe si hoy no despertaría admiración en alguna plaza de Paris o en El Vaticano.
Para siempre, granito herido, que pudo haber sido soberbio monolíto.
Sin embargo su cuna fué su tumba y en Aswan, en la cantera, quedó para siempre.
Custodiado por un guardia que, aburrido busca propinas, aconsejando el mejor ángulo para la fotografia, su presencia es un relleno en las visitas turisticas.
Al verle no puedo dejar de pensar en los hombres y en la manera en la que, algunas veces, las circustancias cambian su vida y su destino.
Obelisco inacabado. Aswan. Egipto. chanclas.


16 comentarios:

  1. Llego devolviendo una visita a mi blog. Y me quedo, porque si algo amo es la fotografia y lo que dice, lo que expresa. Parpadeo constantemente y guardo lo más interesante en mi retina.

    Encantada. Volveré

    ResponderEliminar
  2. El obelisco fue un gran proyecto y se quedó en eso. Pudo ser el mejor, el más grande pero ahora solo es una ruina que algunos fotografían por lástima. La vida misma, querido Chanclas, la vida misma.

    ResponderEliminar
  3. Recuerdo ese lugar que, al verlo en tu foto, me evocó de nuevo esa sensación de un trabajo inacabado... y las preguntas inevitables... ¿Que pasó ese dia de hace más de 2000 años? ¿Porque se quedó a medias? ¿Que problema tuvieron? ¿Algún tipo de crisis?
    Buena foto.

    ResponderEliminar
  4. Ninguno conoceremos nunca la verdad sobre el obelisco durmiente de la fotografía, pero como dice Anne: la vida misma.
    ¿Cuantos proyectos empezamos y nunca acabamos?, esta foto me hace pensar en ello...
    Un saludo desde A Coruña.

    ResponderEliminar
  5. Ótima postagem! Bela foto o texto eu levei para o tradutor, deve ser interessante. Abraço

    ResponderEliminar
  6. Como muy bién pregunta Araceli: ¿Porqué se quedó a medias? ¿Qué problema tuvieron? ¿Algún tipo de crisis?
    Preguntas, preguntas. ¿Quién sabe las respuestas?

    ResponderEliminar
  7. Que buena entrada!
    Todo un homenaje al material, pero también y de forma implícita, a sus artesanos, que quién sabe por qué razón dejaron inconclusa su obra ...
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  8. yo tambien estoy aqui correspondiendo a una visita tuya. gracias. tal vez el constructor era Piscis, sabido es que los de este signo empezamos muchas cosas y pocas acabamos ¿quien sabe?

    ResponderEliminar
  9. Chanclas, me quedo extasiada por tu relato, tan profundo, tan sensible, tan bello en palabras, para algo que puede ser sólo arcilla, solamente, tal como lo dices un relleno para que surja una propina a quien indiferente está frente a él. Pero, tú lo inmortalizas, lo traes a su digno momento de gloria, como lo que quizá fue, cuando recien lo vieron terminado, dando soporte, a un lugar estimado. No importa cuan olvidado esté algo en la vida, siempre habrá alguien que se pondrá frente a esa forma, a esa persona, a ese instante, y le dará nuevamente vida, dignidad y algo de la gloria que pudo tener.
    Bella tu entrada, bella la fotografía y bella la forma como nos llevas a pensar en otros temas en paralelo.

    Un agrado visitarte, había venido pero el escaso tiempo, no me permitió dejarte comentario. Pero siempre vendré.

    Abrazos, de Anouna

    ResponderEliminar
  10. Me encanta el granito Chanclas, y no sé porque. Sera porque a mis antepasados también, será genético?

    ResponderEliminar
  11. Curiosa la vida de la piedra, llena de cosas que contar.

    Un saludo, es un placer visitarte

    ResponderEliminar
  12. Curiosa fotografía. Comparto contigo esa reflexión sobre lo que pude ser y no fue.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  13. Quién sabe si no estará esperando pacientemente a que todo se derrumbe a su alrededor...

    ResponderEliminar
  14. Sé que es casi un chiste y muy malo pero se me ocurrió allí ya hace tanto tiempo, tu post me lo ha hecho recordar: Yo le dije a mi pareja, imaginas cómo tendrían que ser los mecheros si las piedras siempre fuesen así.
    La foto admirable meter semejante pedrusco en una sola imagen tiene su mérito.

    ResponderEliminar
  15. Por si lo lees, espero que sí, casi no tengo perdón, por casualidad he visto que las botellas tenían un comentario y mira por donde es de las cosas que más me gustan que un amigo pruebe mi cerveza. Por favor mira, mi correo particular es josevimo@gmail.com si me remites la dirección de donde enviarte unas botellas para allá que irán en breve, faltaría más, aunque seria mejor que te vinieses a Valencia y poderlas beber juntos después de una buena paella, estas invitado. Espero tus noticias.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar

Gracias por dejar tu opinión. El blog es más valioso con ella.