16 septiembre 2009

El Monasterio


Desierto de S. José de Rigada. PP. Carmelitas. Hoz de Anero.

De pronto aparece entre los árboles.
Parece como si siempre hubiese estado ahí.
Que el tiempo se hubiese detenido en ese claro del bosque.
Con su aspecto de fortaleza medieval invita a imaginar misteriosas historias como las que Umberto Eco nos contó en su fascinante El Nombre de la Rosa.
Seguramente el día a dia de los ancianos monjes que aún le habitan sea mucho menos turbulento.
Pero inevitablemente uno no puede dejar de pensar cuantas historias habrán vivído estos impenetrables muros a lo largo de los siglos.

12 comentarios:

  1. Parece sacado de un libro de texto y colocado en nuestro presente. Gracias por compartir la foto y el momento.

    ResponderEliminar
  2. Cuando vi la foto, sentí un fuerte llamado a la Paz, a la reflexión, a desear estar ahí, por horas, en total contemplación del silencio. Sin apenas haber leído siquiera ni el nombre del lugar, ni tu relato. Y ahora me doy cuenta por qué era así. Creo que la presencia traspasa la fotografía, traspasa la distancia, traspasa la pantalla y me llega de forma tan real, que siento el viento de los árboles y el frio que provoca en la cara, pero todo es grato, demasiado grato.

    Me encantó, una belleza que se adentra, se hace profunda.

    Abrazos para ti, que tengas buen día.

    Anouna

    ResponderEliminar
  3. Es increíble que todavía existan lugares así de fábula, de relato antiguo
    La foto hace los honores y deja fantasear a la imaginación
    muy buena toma

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  4. Hay un Monasterio de aspecto parecido, que se ve desde el tren, llegando a Vitoria-Gasteiz, desde Madrid. Rodeado de huertos y con una piscinita en las cercanías.
    No sé su nombre pero lo pude mirar todo el tiempo que el tren me permitió a su paso(más lento porque se acercaba a un pueblo)
    Un saludo

    ResponderEliminar
  5. Me pregunto cómo lo veran los monjes ¿veran su belleza? o sólo apreciaran su paz. Buena foto
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  6. Un lugar especial, verdaderamente evocador, que invita a perderse allá unos dias... eso si, con la cámara en la mano!

    ResponderEliminar
  7. Tengo que confesar que me gustaría muchísimo conocer el interior de este lugar. Seguramente será tan interesante como lo es por fuera. Y no digo nada poder hablar larga y tranquilamente con los que lo habitan.

    ResponderEliminar
  8. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  9. Bharat, thank you for your visit and your words. I hope to see you again in the Blog. Really interesting your weblog http://www.unseenrajasthan.com/
    Regards.

    ResponderEliminar
  10. Muy elegante chanclas, siempre mejorando. Renovarse o morir, casi mejor lo primero. Un beso.

    ResponderEliminar
  11. Gracias Anne por el apoyo. Mejorará más, seguro. Un beso

    ResponderEliminar

Gracias por dejar tu opinión. El blog es más valioso con ella.